Single Blog

Asertividad para vivir más sano

Ser un profesional asertivo ¿es la clave para vivir más sano?

Asertividad - etecchiati.com¿Alguna vez te has visto en la siguiente situación?: la reunión ha terminado, sales de la sala de reuniones y después de un par de minutos comienzas a darte cuenta de que has sido incapaz de expresar tu opinión con firmeza, no has podido manifestar tu desacuerdo, no has sido capaz de expresar tu punto de vista, o por lo menos decir que tienes uno. Porque…. eres consciente de que tienes tu propia opinión ¿verdad?

Seguro que hay veces que al llegar tu despacho, te vienen a la cabeza, pensamientos como «hubiera tenido que hacer» “ y si lo hubiera dicho….”.

Otras veces, te sientas en la silla de tu escritorio y no puedes dejar de pensar «tal vez hubiera podido decir que estoy de acuerdo, hubiera tenido haber dicho lo mismo que María dijo, o por lo menos decir a mi jefe lo que pasó la semana pasada …»

Los “ y si” y “los hubiera” te hacen estar triste y frustrado.

Cuando esto sucede, te cuesta concentrarte en tu próxima actividad, tal vez comiences a pensar que no sabes hacer tu trabajo con eficacia, que no eres bueno en las reuniones, o tal vez intentas encontrar un culpable que no eres tú «es que mi jefe habla demasiado, él nunca me deja hablar y él es tan ruidoso y agresivo…»

Quizás te has encontrado con otro tipo de escenario: reaccionas agresivamente a las opiniones de los demás y fuerzas a otros a tomar la decisión que tí quieres, haciéndote un nombre como «el mandón del despacho». Tal vez te sientes sometido a la presión o bajo tensión, “regalando” tu frustración a personas que no tienen nada que ver con la situación, porque tratas de mostrar tu lado “más fuerte”, es decir no quieres parecer el “débil de la oficina”.

En realidad no importa si estás actuando como en el primer o segundo ejemplo, la realidad es que no te sientes feliz contigo mismo, y crees que la gente no te respeta y que estás perdiendo algo de ti. No te sientes satisfecho con tu vida, sientes estrés comunicándote con otros y piensas que no estás en equilibrio, ese que te gustaría tanto encontrar. ¿es así, verdad?

Lo que necesitas en tu vida es poner en práctica una herramienta poderosísima: la asertividad. Ser una persona asertiva, es tener la capacidad de comunicarte de una manera que te da la posibilidad de poder expresar tus puntos de vista y tus necesidades, teniendo en cuenta las necesidades de los demás al mismo tiempo.

La asertividad NO es una técnica de comunicación. La asertividad es un estado de ánimo, una actitud hacia ti mismo y hacia la vida, es la clave de tu equilibrio y de una forma pacífica y confiada de comunicarte y vivir con los demás.

Tal y como mencioné en uno de los ejemplos, no se trata de ser agresivo o dominante, simplemente se trata de estar presente, siendo y hablando de acuerdo a tus valores y necesidades.

La gente tiende a pensar que la agresividad y la asertividad son muy similares, pero no son ni primas hermanas. Estamos hablando de dos estilos de comunicación diferentes.

Cuando eres asertivo tu tono de voz es tranquilo y firme. ¿Qué pasa con tu cuerpo? Está relajado y estás en completo control de ti mismo.

Cuando eres agresivo estás tratando de controlar a los demás, y tu actitud es «agresiva» está provocando un tono duro y áspero de la voz y tu cuerpo está tenso.
¿Qué beneficios tiene ser un profesional asertivo?
Aprender a ser asertivo te dará la oportunidad de estar más relajado en general. Al tener el control sobre ti, conseguirás evitar el estrés no sólo en el momento de la reunión o de la conversación, sino en cualquier tipo comunicación que establezcas. Siendo una persona asertiva, puedes demostrar tus fortalezas y habilidades.

Cuando te conviertes en un profesional asertivo, te transformas en una persona exitosa que ha aprendido a lidiar con conflictos y situaciones críticas, y a tratar con las personas involucradas en estas situaciones.

Una persona exitosa ha aprendido a gestionar las emociones con el fin de lograr los objetivos deseados.

Usando la asertividad, serás esa persona exitosa que ha aprendido a expresar su opinión apropiadamente, para expresar su necesidad de aclarar temas y la necesidad de pensar sobre una propuesta.

Como ves, la asertividad es simplemente un estilo de comunicación que te permite expresar tus necesidades y deseos sin controlar y manipular a los demás.

Ser asertivo nos ayuda a manejar nuestras emociones, mostrando y expresando explícitamente las fronteras a otros para que nadie te manipule y (lo más importante) que no te sientas manipulado.

La manipulación puede llevar a quemarte, a la depresión y a los ataques de ansiedad, pero no a causa de los demás, sino porque te sientes frustrado por que no eres capaz de reaccionar. Cuando no estás en control de ti mismo, le has dado el poder a otra persona, , y sientes que no puedes tomar tus propias decisiones y vivir la vida que deseas.

El primer paso de la asertividad entonces consiste en reconocer quién eres, qué puedes y qué deseas. Vivir AQUÍ Y AHORA es la fórmula secreta para poder reaccionar en ese momento específico.

No importa cuántos años tengas, cuánta experiencia tienes, si la usas en tu vida privada o en tu vida profesional, la asertividad puede y debe ser entrenada si quieres alcanzar tus metas efectivamente y quieres ser visto como una persona segura, equilibrada y profesional al mismo tiempo.

Me gusta usar la palabra «equilibrio», porque la asertividad te da las herramientas adecuadas para manejar y gestionar tus emociones, y esto significa que puedes actuar y comunicar sin erupciones emocionales (lo que te impide ver las cosas tal como son) pero con empatía y tranquilidad, para que puedas ser visto como un profesional seguro de ti mismo.

La asertividad tiene muchos efectos beneficiosos, por ejemplo, te da la oportunidad de:

  • Aumentar tu confianza en ti mismo;
  • Reducir la necesidad de aprobación por otros;
  • Aceptar el derecho de los demás a vivir tu propia vida de la manera que deseas, base para relaciones respetuosas y duraderas;
  • Conservar tu respeto propio;
  • Mantener el control sobre tu vida y tomar las decisiones que quieres;
  • Relacionarte con los demás de una manera sana y equilibrada.

Asertividad es la clave contra tu presión diaria en el trabajo, para conseguir llevar a cabo una negociación exitosa o gestionar conflictos con empatía, la firmeza es la clave para una vida tranquila y feliz.
Si deseas asistir a mis próximos talleres «Asertividad y confianza en sí mismo en los negocios» (ahora en inglés), por favor pincha aquí
https://www.haufe-akademie.de/19.49

 

 

Comments (0)

Post a Comment